El escritor y su obra Blog del escritor Jaime Despree
Encuentrame en facebook
INICIO ARTÍCULOS LIBROS CUENTOS AUTORES AMIGOS YO... BLOG DE JAIME DESPREE
BLOG
Las palomas mensajeras del muro de Berlín
lunes, 30 de noviembre de -1
Otto y Frank Mayer eran dos hermanos berlineses que residían en el barrio de Mariendorf y Neuköln respectivamente. Los dos tenían una pasión en común: las palomas mensajeras, que cuidaban en sus pequeños bungalows de colonias en las márgenes del Tellowkanal, en sus respectivos barrios.

Se intercambiaban mensajes entre ellos y competían en los principales concursos locales, quedando siempre ganadores o finalistas.

Cuando en 1961 se empezaron a levantar las primeras barricadas del muro de Berlín se encontraron, de la noche a la mañana, separados sin ninguna posibilidad de volverse a reunir es sus habituales comidas campestres veraniegas en sus respectivos bungalows, o por Navidad en la casa de alguno de ellos, junto con su numerosa familia y prole.

Todo lo más, y mientras las barricadas no eran más que una burda alambrada, podía verse y hablarse, casi siempre para lamentar la situación o comunicarse alguna nueva familiar. Los niños eran los que más padecían la separación, pues entre primos las relaciones eran cordiales y divertidas.

Cuando por fin se levantó el muro y no era posible verse de uno a otro lado, decidieron utilizar sus palomas mensajeras para seguir enviándose mensajes, y así dio comienzo una actividad de estos nobles animales, que sobre todo por Navidad, no paraban ni un instante.

«Querido Frank, mamá ha sufrido un ligero ataque de corazón, sólo una taquicardia pasajera, pero nos ha alarmado a todos. Ahora ya está bien, pero el cardiólogo nos ha prevenido, porque a su edad... bueno ya te lo imaginas... Es una desgracia que no puedas estar a su lado... Te envía recuerdos, y besos para los niños.»

Este era el tipo de mensajes que se enviaban prácticamente un día sí y otro no. Pero tanta actividad de sus pájaros llamó la atención de la Stasi (la policía política de Berlín este) y decidieron seguir el rastro de las aves hasta que dieron con el palomar de Frank. Un domingo por la mañana, cuando el hermano estaba recibiendo su último mensaje, la Stasi irrumpió violentamente en su palomar y prácticamente le arrancó de las manos la paloma que traía el nuevo mensaje. Decía así:

«Querido Frank. Me alegra lo que me dices en tu último mensaje, de que la situación allí no sea tan mala como imaginamos por aquí, y que el Gobierno os provea de lo esencial. Por desgracia en este lado las cosas no son tan halagüeñas. No se han reconstruido las fábricas. Las pocas buenas empresas que había antes de la guerra se han trasladado a Francfort o a Munich. Nuestra casa se está quedando vacía, pues la mayoría de los vecinos están emigrando fuera de Berlín, y si las cosas siguen así, aquí no quedarán más que los viejos. No sé qué va a ser de nosotros. Es probable que tengamos que emigrar también. Hay que pensar en el futuro de los niños.»

La policía secreta estaba encantada con el mensaje y decidieron utilizarlo para su propaganda, invitando a Frank a un programa de la televisión estatal; invitación que obviamente no podía rechazar.

Para dar la sensación de veracidad, trasladaron las cámaras al palomar de Frank, hicieron un montaje como dando a entender que la paloma acababa de llegar con el mensaje. Frank debía abrirlo y leerlo en directo a las cámaras de la televisión en la hora de mayor audiencia.

Frank estaba nervioso porque la paloma podía hacer mal su papel y no llegar con el mensaje, tal y como estaba previsto, pero no tenía más remedio de obedecer.

Soltó el pájaro, dieron la orden de «acción», las cámaras empezaron a grabar en directo y la paloma, como estaba previsto, apareció en el palomar. Frank desató el mensaje y lo leyó en directo:

«Querido Frank, tengo una triste noticia para ti y lamento que tenga que comunicártela con una paloma y no de viva voz, como hubiera sido el deseo de la familia: ¡Mamá murió anoche de una ataque al corazón!»

Al principio hubo cierto desconcierto, pues ese no era el mensaje previsto, sin duda que se trataba de otra paloma. Frank soltó el animal y, totalmente abatido, comentó ante las cámaras de la televisión:

«Y ahora, ¿cómo voy a ir a su entierro?»

El realizador, fuera de sí, dio la orden de quitar la voz y cambiar de plano, enfocando la bandada de palomas que Frank, en una arranque de ira, había decidió liberar. Todas, instintivamente, volaron hacia el oeste de Berlín.

 

 

Compartir
MIS CUENTOS
MIS ARTICULOS
La guerra de la seducción
Más filosofía y menos fantasía
Filosofía personal vs. filosofía académica
La metafísica es fácil: Sobre el Ser
La mujer berlinesa y su mundo
Juicio histórico a la Iglesia Católica
Facebook que estás en los cielos...
La imaginación de las plantas
Las 10 claves de una crisis anunciada
La filosofía de cada día
Más filosofía y menos fantasía
La Iglesia Católica y su sueño político frustrado
NOTICIAS
España en fiestas: más bárbaras y menos lúdicas
miércoles, 15 de agosto de 2018
Cada 15 de Agosto más de media España celebra sus fiestas patronales, mi ciudad natal entre ell...
65 Años enseñando a vivir
lunes, 13 de agosto de 2018
Hoy cumple 65 años mi entrañable y admirado amigo Jaime Nubiola. Es la edad perfecta para deten...
Nina y Nano comienzan su aventura
miércoles, 08 de agosto de 2018
Después de viajar tres semanas en un autobús porque no sabía qué hacer con ellos, por fin han...
La torre de Babel de los escritores
lunes, 30 de julio de 2018
Por fin en septiembre tendré mi primera novela traducida al alemán en las librerías más impor...
Crisis editorial: ¿Quién tiene la culpa?
sábado, 07 de julio de 2018
Según el diario El País, el año pasado llegó al alarmante porcentaje del 40% las devoluciones...
¿Pero quién diablos soy yo?
domingo, 01 de enero de 2017
Nadie peor que yo mismo para hablar de mí mismo. Seguramente que mentiré.

Soy escritor, p...
Mi mejor admirador
martes, 12 de junio de 2018
Este es mi sistema particular de protección de datos

...
Tania ya está en mi librería
sábado, 07 de julio de 2018
En los años noventa nuestro país vivió un periodo de estupidez colectiva impresionante. Dirig...
Un libro maldito
sábado, 07 de julio de 2018
Hace unos cuantos años, recién llegado a Berlín me propuse escribir un breve ensayo sobre mi i...
NOVEDAD
NOVELAS
Tania, vida mía
334 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Los años de rojo carmín
428 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Teo y Betsy
220 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Cerca del Cielo, cerca del Infierno
192 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Marcus
0 PAGINAS
MANUSCRITO
PRIMERAS PAGINAS
Nina & Nano
100 PAGINAS
ESCRIBIENDO
PRIMERAS PAGINAS
In der Nähe des Himmel. In der Nähe der Hölle
0 PAGINAS
TRADUCIENDO
PRIMERAS PAGINAS
ENSAYOS
Ecología y sociedad civil
300 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
eDemocracia para indignados
130 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
¿Qué es la realidad?
220 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
Filosofía de los sistemas sociales
200 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
La batalla de Sigüenza
210 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
El escritor y su obra
240 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Capitalismo y/o muerte
0 PAGINAS
MANUSCRITO
PRIMERAS PAGINAS
LIBRERIAS