JAIME DESPREE Poemas de vida y muerte Breve poemario Estimado lector/a, si te gustan estos primeros capítulos, puedes leer ahora mismo el resto bajando el ebook en Amazon
440 pág. | eBook: 3,99 € | Libro: 11,99 €

Hoy es el día señalado Hoy es el día señalado para escribir el poema con el que siempre he soñado. Hoy he recordado aquellos días sin tiempo. Cuando llevabas la primavera en el rostro y la cálida brisa estival en tus labios. Hoy, cuando me tiemblan las manos que se enredaban entre tus amistosos cabellos en aquellas largas veladas en el paraíso. Hoy, que mi vista se aleja de mis ojos Y mis pasos no encuentran el sendero Quiero escribir mi poema más sincero.

Hoy, que mis amaneceres ya son inciertos Y la noche me tiende su oscuras manos con la que me trato ya como hermanos, Hoy quiero dejar en tu memoria una flor que no se marchite Un recuerdo que no se olvide. Hoy quiero escribir el poema soñado Para estar siempre a tu lado Cuando mi voz se haya apagado.

Hoy es el dia señalado por mi destino para jugar con la vida mi última partida Aunque ya sé que ya está perdida.

Añoro Añoro las cintas de tu pelo, la gracia de tu cintura, el color de tu mirada, el candor de tu sonrisa, el sabor de tu besos, el calor de tus caricias. Añoro las rosas de tu jardin, el agua clara de tu manantial, la suabe luz de tu amanecer, la loca pasión de tu atardecer. Y los ocultos deseos de tu sensual anochecer.

Añoro los senderos, por donde paseabamos los dos, bajo los almendros en flor, escuchando el canto del ruiseñor, en las noches blancas de lunas llenas de ilusión, Añoro aquellos años, horas, minutos y segundos, que pasamos juntos, sin conocer el pasado, solo un eterno presente, y sin temor a la muerte. Añoro mis poesías de entonces, sin añoranzas ni recuerdos,

sin soledades ni nostalgias, tan solo versos inspirados por tu sencilla belleza, y la elocuente naturaleza. Berlín, un dia cualquiera, de cualquier mes y cualquier año.

Aquellos felices años En aquellos felices años conocíamos el nombre de todas las flores. Caminábamos descalzos, cogidos de la mano como dos ángeles distraídos. bebíamos el agua fresca de los manantiales de un cielo estrellado. Nuestros juegos eran simples, y estaban llenos de sonrisas y de tiernas palabras. Conocíamos la felicidad en su propio lugar de residencia, un piso más arriba donde habitan el dolor y la tristeza, Y dos pisos más abajo de la soledad y la amargura. Todos éramos jóvenes excepto algún renegado que se obstinaba en ser viejo. Teníamos domingos cubiertos de delicadas rosas y de perfumadas lavandas,

así como amaneceres de terciopelo y sedas antiguas de la legendaria China. Guardamos en nuestros corazones importantes secretos de silencio compartido y leíamos los libros prohibidos y algún que otro profusamente bendecido. Éramos en pocas palabras, una generación perdida en el laberinto de un sueño imposible Berlín, en septiembre del año de la epidemia Sueño haber Hoy he soñado que yo era un sueño, que mis brazos no abrazaban, que mis besos no besaban. Hoy era el día señalado por mi destino para olvidarme del recuerdo, Y perder la esperanza en la esperanza. Hoy he descubierto que la nada es nada, que el amor ya no me ama y mi voz ya no se escucha. Hoy he aprendido que la muerte es divertida siempre que sea mentira y no se mezcle con la vida. Hoy ha sido el día más largo de mi eternidad, el día menos deseado y más temido cuando mis sueños se han dormido. La sinrazon Por alguna razón el cielo es azul, La noche es oscura, Las flores están perfumadas, La hiedra es verde, Las rosas tienen espinas, Las lágrimas son saladas, El otoño es melancólico, La tradición es dolorosa, La muerte es irreversible, Pero no hay ninguna razón Para la sinrazón Ir al contenido principal INICIO NOVELAS CUENTOS POEMAS ENSAYOS Poemas de vida y muerte DOS SENDEROS Hay un sendero azul que lleva al cielo,. Y otro rojo que conduce al infierno. Cuando me llegue el día señalado, El día menos deseado, ¿Cuál de los dos me tendrán reservado? A MI JUVENTUD Te recuerdo, juventud, con sentimientos encontrados: amargo porque me has abandonado, dulce por el buen recuerdo que me has dejado. LA VISITA Hoy ha venido la muerte a visitarme, sin avisar, lasciva e impertinente. He escuchado el crepitar de sus huesos, y los golpes secos de su mortal guadaña. Ha entrado en mi desolado dormitorio, sin compungidas y llorosas amantes, Solo un viejo gato que sentirá mi muerte. -¿Ha llegado mi hora? le pregunto, En silencio me envuelve en su negro manto Y me transporta a un nicho reservado En un cementerio desolado. Y allí. eternamente alojado, me digo asombrado : ¡Qué corta es la vida y qué larga es la muerte! EL TIEMPO PASADO El tiempo ha pasado a mi lado, y me ha contado que te ha encontrado en mis pensamientos más íntimos. Éramos dos niños cuando nos vimos en el espejo de tu sonrisa más sincera Y ahora que queremos seguir soñando que el vientos nos traiga el recuerdo de lo mucho que te he amado y que los besos que antaño te he dado Te traigan de nuevo a mi lado QUÉ SERÁ DE MÍ... Qué será de mí el día de mañana, cuando no queden días ni mañánas, y la muerte me devore como el león al cevatillo. sin un gemido ni un lamento. Entonces escucharé en absoluto silencio los callados sonidos de un mundo vacío, y que con tu gracia hiciste sonrojar al cielo, cuando el tiempo parecía adormecido. La muerte debe ser como un río sin puentes, el final del camino que abrieron tus caricias, el sendero que solo se recorre una vez en la vida, y que cuando llegamos al final ya anochecido. Que será de mí cuando la aurora no llegue nunca, y ningún sol caliente mis alegres mañanas; cuando ningún lucero anuncie un nuevo día, y por las noches no escuche el ruiseñor en la cañada. Entonces recordaré haber soñado que era un ángel; que me cubrías con tu manto de blanco armiño, y volábamos hasta las frescas fuentes del universo, y allí me quedaba pensado eternamente: qué será de mi en los días sin mañana. DICEN QUE... Dicen que al final de los tiempos, cuando no queden amaneceres sucederán horribles maldades, supercherías, engaños y mentiras. Y cuando se aleje la noche, beberán hiel los amantes es sus nichos Dicen que los sueños viajarán en corceles negros, y lo pajes ocuparán los tronos vacíos de tiempo, mientras los reyes escucharán grandes verdades ocultadas. Dicen que las palabras se negarán a ser escuchadas por temor a decir algo que alerte a los guardianes de la nada, y estos alerten a su vez a los guardianes del todo. Dicen que ciertos ángeles se mezclarán con los sueños de locos, para que despierte el alma de las montañas de lejanos lugares y los hombres se volverán locos al contemplarlas ignorantes. Dicen que lloverán pecados llenos de blasfemias terribles por causa del llanto de un condenado, sentado sobre su culpa y que los ruiseñores cantarán canciones fúnebres para los vivos. Dicen que las ratas más sabias se revelarán contra la noche y durante el día regentarán un mercado de inmundicias. Mientras algunos hombres conocerán sus verdaderos nombres. Dicen que no habrá felicidad para los que no sepan llorar i descanso para los que no sepan volar entre las estrellas, solo habrá piedad con los que lleven la señal de la risa en su pecho. Todo eso dicen que pasará al final del amor y la esperanza pero yo no lo creo, porque otros dicen lo contrario sin temor a ser escuchados Dicen que las flores tendrá alas blancas y cantarán alabanzas, que los cielo se cubrirán de azul para siempre, y de rosa para un instante. Que lloverán besos de amantes encontrados en las puertas del cielo. Dicen que los ojos no conocerán el llanto y las sonrisas serán gratuitas. Que los dementes recuperarán el juicio, para contemplarse sin temores. Que cien almas buenas visitará los burdeles de cien vírgenes nuevas Dicen que todos tendremos una palabra santa, que curará demencias temporales, Que nos darán pensamientos nuevos y deseos en recipientes de plata y oro, Dicen que la virtud no será esclava del mal, ni el odio tendrá más amistades. Dicen que el mundo se detendrá un instante, tan largo como un día sin alicientes- Y que callarán los silencios, para escuchar el canto alegre de la alondra, y que los muertos asistirán al circo, para ver a la eternidad en el trapecio. Dicen que la tristeza tendrá enemigos y el odio olvidará sus pasados rencores- Que la oscuridad será luminosa y las tinieblas caerán sobre sí mismas como caen los párpados cansados de ver mentiras o medio verdades. Dicen que habrá un único Dios verdadero y millones de copias falsas que ofrecerán los mercaderes del templo con descuentos para ateos, y que vendrá un falso Jesús que arrojará los templos de los mercaderesV Recuerdos de mi niñez Recuerdo los sueños breves de un niño olvidado, entre sonrisas ajenas y caricias desconocidas, que miraba al cielo buscando una estrella amiga, que caminaba torpemente lo senderos deslucidos. Un niño que recogía tristezas de alegrías perdidas, y que escuchaba el latido cálido de su pequeño corazón, y lloraba en silencio sin lágrimas aparentes, que no conocía el recuerdo ni el canto que acuna, ni el calor de los abrazos olvidados y los besos prematuros. Recuerdos de un niño rodeado de olvidos y ausencias, en un jardín incierto con flores de su invención, y de pájaros ciegos y mudos que él alimentaba, con las sobras de dolores cotidianos y familiares, al tiempo que a sí mismo con pan antiguo. Un niño que tenía como hermana a una flor silvestre, y como hermano un Lucero errante sin un cielo iluminado Su mejor amigo era el viento y su mejor amiga la joven muerte, los parientes cercanos los ecos del valle de los cerezos y sus abuelos el croar de las ranas del estanque de sus sueños. Muchas noches me pregunto: ¿Dónde están esos recuerdos? y me responde una vieja encina: "En el canto de un jilguero,, en el rumor de un arroyo y en los pétalos de una flor nueva" ¿Y qué será de mis recuerdos, cuando el pájaro muera, se seque el arroyo y se marchite la flor? Pregunto de nuevo a la encina. "Se guardarán en un libro deshojado sobre una nube blanca para que tus recuerdos se hagan lluvia del mes de abril en una eterna primavera ¿Quién ha borrado de mi memoria los recuerdos? ¿Dónde están mis más bellas palabras? ¿Dónde están la ilusión y la esperanza? ¿Quién ha cambiado mi voz por el silencio? ¿Dónde ha huido mi alegre sonrisa ¿Dónde se esconden mi ambición y mi esperanza ¿Quién ha robado mi futuro? La respuesta se repite en el viento: !el tiempo, el tiempo, el tiempo! Poesía dedicada a las dos damas mexicanas que más quiero y admiro Si un día vienes a mi lado no vengas con tu pasado ni con sonrisas antiguas o besos marchitos. No traigas añoranzas de tu infancia ni glorias de tu juventud, no traigas dolores superados ni sufrimientos olvidados, no me hables de la historia que dejó su marca en tu mente, no me preguntes qué es el tiempo, no con sus días, horas y segundos, no vengas con tus dioses venerados ni tus demonios ocultados. No pronuncies tu nombre antiguo, ni tu apellido obligado, ven desnuda para que te confeccione un vestido delicado como los pétalos de las rosas, la pasión de la amapola y la elegancia de los lirios, que te llame con un nuevo nombre, tomado de la brisa de un amanecer y apellido familiar en el Paraiso de los amantes. Juntos elegiremos un campo florido para abrir nuestro propio sendero que volverá a cubrirse de florecillas tiernas cuando lleguemos a las puertas de la nada, donde nos acogerá el amoroso silencio de la eternidad 3 comentarios • Aurelia Rueda Simplemente hermoso mi querido amigo. Te quiero y te extraño. Si la vida me lo permite, no pierdo las esperanzas de visitarte. Y por supuesto que puedes nombrarme como te de tu gana. De lo demás, lo intentaré. Claro si es que soy una de las que dedicas este bello Poema. Resibe un beso enorme de tu amiga mexicana. NUEVO AMANECER Para mi amiga mexicana, Olga Esta mañana los pájaros de canto alegre han despertado sonrientes Y los de canto tosco y desentonado han quedado atrapados en la noche. Este amanecer las flores de tu jardįn han cantado alabanzas a un solo Dios y han teñido de rosa tus pensamientos y de azul celeste tu mirada. Hoy te ha acariciado la ilusión y besado la esperanza. Este es tu anhelado dia nuevo con la felicidad al alcance de tu mano. Esta mañana tus deseos han llegado cabalgando en corceles blancos y tus sueños más ocultos y duraderos han llegado por sí mismos. Hoy la pérfida muerte ha vuelto a su guarida y los artistas han sido invitados a un banquete a favor de las rosas que cumplen años por primavera. Y con todo ello escribir un poema de agradecimiento a los sueños a la fantasía al encanto y al artista que llevas dentro. En Berlín un cinco de junio, como todos los cincos de juni No sé si los ángeles existen y si existen cómo serán ni qué funciones tendrán, pero si me dejo sugestionar por la imaginación popular, hoy me han visitado dos ángeles. El es alto, esbelto, bien formado y envidiablemente joven. El otro ángel es un mujer con un enloquecedor encanto, un delicado cuerpo y una sonrisa que llega directamente a corazón, sin necesidad de intermediarios. Él es español, con una ingenua nobleza; ella es de la Provenza francesa, con su seductor charme. … Ver A UN ÁNGEL Dime, mensajero del silencio, Quién creó el llanto, Quién dio alas a los ángeles, Quién escribió sus versos en el agua Tú, que conoces mi destino, Muéstrame cuál es mi camino, Dime quién sueña que estoy viviendo, porque ya está amaneciendo, Tú, que te bañas en los ríos del paraíso Y te alimentas de sonrisas y cánticos Debes saber los orígenes del deseo Y las flores que engalanan ei silencio Tú que has vivido rodeado de verdades, Y asediado por mil falsedades Dime en que mundo no se conoce La soledad y el desaliento. Hoy mismo he sabido que el tiempo se ha dormido En un lechó compartido Con la muerte y el destino Mañana cantaremos alabanzas Porque renace la esperanza Después de mil años de ausencia Y otros mil de penitencia

po